28 abr. 2017

Pasaje en español de "The Shadow" - Sylvain Reynard

¡Hola gente linda!
Como lo hemos comentado anteriormente, somos parte del #BlogTourLaAlondra :D
Hoy les traemos un hermoso fragmento en español de la tercera parte de Noches de Florencia "The Shadow".

THE SHADOW | LA SOMBRA 

El Príncipe vampiro de Raven Wood ha regresado, prometiendo su amor y prometiendo justicia por todo el mal que le han hecho a ella. A raíz de su reunión, Raven se enfrenta a una terrible decisión: permitir que el Príncipe se vengue de los demonios de su pasado, o persuadirlo para que detenga su mano. 
Pero hay mucho más en juego que el corazón de Raven... 
Una sombra ha caído sobre la ciudad de Florencia. El inspector Batelli no descansará hasta que descubra la conexión de Raven con el robo del invaluable arte de la Galería de los Uffizi. Y mientras el Príncipe persigue a un traidor que lo sabotea a cada paso, se encuentra a sí mismo siendo el blanco de un mortal enemigo de los vampiros.
 Mientras lleva a cabo una guerra en dos frentes, tendrá que mantener su amor por Raven en secreto, o corre el riesgo de exponer su mayor debilidad…


#QueremosTheShadowEnEspañol



Pasaje de “The Shadow” de Sylvain Reynard originalmente publicado en inglés por el blog Bookish Temptations. Aviso importante: Este material no puede ser reproducido o publicado sin autorización previa por parte del autor.


Raven observó cómo William se desnudaba eficazmente, doblando cuidadosamente cada artículo de su ropa negra (a excepción de la ropa interior, la cual nunca usaba), poniéndola en el tocador.
Ella se quitó la pelusa imaginaria de su vestido, mientras él se paró frente a ella, desnudo.
El medía menos de seis pies de altura, su cuerpo magro y fuerte. Raven tomó un momento para apreciar la definición de su musculoso pecho y abdomen, y el firme aspecto de sus muslos. Ni siquiera una estatua tallada por el escultor más talentoso podría crear un ser con tanta perfección.
Su rostro le hacía pensar en un ángel de intensos ojos grises, que ahora la miraban con expectación.
Ella escondió su rostro. "Dijiste que me amabas."
"Lo hice. Más aún, lo dije en serio.”
"El amor es algo peculiar. Lo he visto. Incluso lo he alentado. Pero nunca creí que fuera para mí.”
“¿Por qué no debería una mujer bella y fuerte tener esperanza en el amor?”
“Porque, como tú dices, los seres humanos son superficiales.”
"El amor es profundo." Su intensa voz resonó en el baño.
"Amar es tener el poder de destruir a otra persona".
William se acercó. “¿Tienes miedo de ser destruida?”
"Destruida, consumida, traicionada." Ella haló nerviosamente el escote de su vestido.
William colocó su mano sobre la suya, deteniéndola. "El amor crea; no destruye."
Sus labios encontraron el lugar donde su cuello se une con su hombro. La besó pausadamente, trazando el camino de su clavícula desnuda con la boca.
Sus dedos rozaron la cremallera. "Permíteme."
Desabrochó el vestido y lo dejó caer sobre los azulejos de mármol.
Luego siguió su sostén. Estaba tan desnuda como él.
Sus ojos recorrieron su cuerpo, apreciándolo. Sus pálidos dedos acariciaron su mejilla, su boca y su cuello. Sus fuertes manos cubrieron sus pechos, su abdomen y sus caderas.
Sus ojos grises encontraron los de ella.

“El poder que describes es el poder que tienes aquí.” Él tocó su frente antes de mover su mano para cubrir su corazón. "Y aquí. Ese es el poder que tienes sobre mí. Poder que no le había concedido a nadie desde que era humano. "
Él llevó sus labios a su oído. “Tus temores son compartidos.”
Con un suave beso en su cuello, él la llevó hasta la ducha, y se paró tras de ella bajo la ducha de lluvia tropical.
Raven cerró los ojos y levantó la cara, como una flor que sigue al sol. El agua caliente le empapaba el cabello y caía por las generosas curvas de su cuerpo.
“Nunca me he duchado con otra persona. ¿Qué sucede después?". William apoyó las manos sobre sus hombros.
Ella se secó el agua de la cara.
"Lo que tú quieras. Sólo no me dejes caer.”
La mirada de William descendió hasta la pierna derecha que ella usaba para descansar el peso de su cuerpo.
“¿Es muy terrible el dolor?”
"Es peor después de estar acostada. A veces me tropiezo.”
William extendió su brazo alrededor de su cintura, llevándola hacia su pecho. “Entonces debo estar seguro de atraparte.”
Ella lo besó, levantándose para pasar sus dedos por su cabello húmedo mientras el agua caía por sus hombros.
Sus movimientos estaban llenos de una necesidad nacida del amor, el afecto y el alivio de recordar que no lo había perdido.
Él le pertenecía a ella.
Incluso ahora, desnuda, con una innumerable cantidad de defectos que pocos hombres pasaban por alto, él la aceptó. Él aceptó sus imperfecciones.
Él la amaba.
Sus manos frías le quemaban la piel, extendiendo sus dedos sobre su abdomen y poniendo su parte trasera en contacto con lo que se levantó entre sus caderas.
Ella le entregó su peso y él la sostuvo firmemente, mordisqueando y lamiendo sus labios antes de provocarla a entrar en su boca.
Él entretuvo la intrusión durante un momento o dos y, con un gruñido, la hizo girar, presionando sus pechos juntos.
Raven alzó la mirada hacia sus ojos grises y ardientes.
"¿Estás segura?"
Ella asintió.
“Necesito las palabras, Raven. Necesito saber que quieres esto.”
"Te quiero a ti."
Él tomó su boca, su lengua entrando y retrocediendo alternadamente en un ritmo sensual.
Ella inclinó la cabeza, dándole la bienvenida, mientras el agua continuaba cayendo.
Manos vagaban por la piel resbaladiza, mientras las partes inferiores de sus cuerpos se alineaban. Ella le tocó el cuello, los hombros, los bíceps, sosteniéndolos firmemente en un esfuerzo por permanecer erguida.
William no era un amante manso.
En sus brazos, ella percibió su control, su deseo y la guerra que se libraba entre los dos. Pero él nunca le había hecho daño y siempre había centrado su atención en dar placer antes que tomarlo. Generalmente más de una vez.
"Eres un sueño," suspiró ella. "Un sueño de amor que nunca pensé que pudiera tener."
Sus ojos ardían en los de ella.
Sin advertencia, él la levantó, tirando de sus muslos alrededor de sus caderas.
El  bajó la boca a sus pechos, saboreando y provocando antes de chupar ansiosamente gotas de agua de su carne.
Ella llevó sus brazos alrededor de su cuello, sintiéndolo impaciente entre sus piernas.
Él la levantó más alto, las manos debajo de su trasero, asegurándose de que estaba correctamente alineado.
"Respira",  él le ordenó, sus ojos perforando los suyos.
Ahí estaba el vampiro, orgulloso y poderoso, tambaleándose al borde del control. Desnudó sus dientes por instinto y su pecho retumbó.
“Sólo no me rompas”, susurró, apartando un mechón de cabello rubio de su frente.
La expresión de William se volvió aún más intensa.
“No te romperé. Juro sanarte por cualquier  daño que pueda causarte.”
Él tragó su respuesta con un beso. Luego, con una sola embestida, entró en ella.
Sus besos eran tan intensos como sus movimientos mientras él empujaba adentro y se retiraba, una y otra vez. Su agarre en la parte trasera se hizo más fuerte cuando él la levantó y la movió en sincronía con su propio movimiento.
Raven se aferró a él, su mano arrastrándose hasta la parte baja de su espalda, persuadiéndolo a ir más profundo.
No que él necesitara el estímulo.
Sus pechos rozaban su torso, la fricción provocando y excitando.
Ella ignoró el cálido rocío del agua, el aroma del jabón y William, y la molestia persistente en su pierna y tobillo izquierdo. Su atención estaba dirigida a sentir mientras él, rápidamente, la llevó al borde del orgasmo.
Antes de que ella pudiera señalar lo cerca que estaba, ella llegó al clímax, su mano agarrando el cuello mientras tiraba su cabeza hacia atrás.
William continuó su ritmo hasta que ella terminó, su boca bajando a sus pechos, atrayendo uno de ellos hacia su boca.
Cuando ella abrió los ojos, lo encontró mirándola con avidez.
"Sólo he comenzado," él gruñó. "Respira."



Sigue descubriendo Florencia junto a nosotros visitando los demás blogs que participan hoy en el tour:
Entrada Promocional → http://locasxloslibros.blogspot.cl/
Conoce más sobre el autor en →https://www.youtube.com/t%C3%A9conyoko

Mantente informado sobre el resto del blog tour en:

6 comentarios:

Diana C. Acosta dijo...

MADRE SANTA. Buena escena jejeje. Ahora puedo confiar en mi inglés cuando la leí jajaja. Saludos.

Marie K. Matthew dijo...

Excelente adelanto. Deja con muchas ganas de más.

locasxloslibros dijo...

Sí! Es una escena que nos deja queriendo más :D esperamos que el libro sea publicado en español!!!!

Alecita dijo...

7u7r Había leído muy buenas opiniones de "Noches en Florencia" ahora veo la razón jajaja XD Sólo nos dejan picadas, con ganas de más.

Blogger dijo...

Ever wanted to get free Google+ Circles?
Did you know that you can get these AUTOMATICALLY & ABSOLUTELY FREE by getting an account on Add Me Fast?

jose nabil nassr de sousa dijo...

buenas para los que quieran leer el segundo y tercer libro de la saga haganlo aqui cabe resaltar no son traducciones oficiales pero puede leerse a la perfeccion
que lo disfruten http://historiaseroticasydeamor.blogspot.com/2017/09/the-shadow-sylvain-reynard-espanol.html
http://historiaseroticasydeamor.blogspot.com/2017/09/the-roman-sylvain-reynard-en-espanol.html

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Locas x los libros Copyright © 2016 New Syndrome Book con imagenes de | google