21 feb. 2016

Exclusiva - Fragmento de Crossfire #5 de Sylvia Day

Hola gente linda!!
El día de ayer Sylvia Day compartió AQUÍ un fragmento del último libro de la serie Crossfire. Y, como somos lindas, lo hemos traducido para ustedes!!
Sinopsis e info de publicación AQUÍ 

Bueno, aquí está el fragmento :) (traducción propia, dar créditos :) )

Alcancé mi teléfono en el velador para llamar a mi mamá cuando la cara de Gideon iluminó mi pantalla.
-Hola- contesté.
-¿Cómo va tu mañana hasta ahora?-
Me hace cosquillas escuchar su cortante tono de negocios. La cabeza de mi esposo está en el juego, pero aún está pensando en mí.
Seguir leyendo para más ;) 

-Acabo de salir de la cama, por lo que no puedo realmente decirlo. ¿Cómo va la tuya? ¿Terminaste de comprar todo en Manhattan?-
- No todo. Tengo que dejar algo para la competencia. De otro modo, ¿dónde estaría la diversión?-
- Tú amas tus desafíos- Me dirigí al baño, mi vista pasando por la bañera antes de parar en la ducha. Solo pensar en mi esposo desnudo y mojado me calentaba. - ¿Qué piensas que hubiese pasado si no me hubiera resistido a ti al comienzo? ¿Qué pasa si hubiera caído en la cama cuando me lo pediste?-
-Hubieras volado mi mente, justo como lo hiciste. Eso era inevitable. Almuerza conmigo.-
Sonreí.- Se supone que debo estar planeando una boda.-
- Escucho un sí ahí. Es un almuerzo de negocios, pero lo disfrutarás.-
Mirandome al espejo, veo un salvaje , desaliñado pelo de cama y arrugas en mía mejillas por la almohada. - ¿ A qué hora?-
-Mediodía. Raúl estará esperando por ti al final de las escaleras un poco antes.-
- Debería ser responsable y decir que no.-
- Pero no lo harás. Te extraño.-
Mi aliento se estancó. Él lanzó esas palabras con despreocupación, de la manera en que algunos hombres dirían "te llamaré". Pero Gideon no es el tipo de hombre en decir algo que no quisiera.
Aún así, ansiaba sentir la emoción detrás de las palabras. - Estás muy ocupado para extrañarme.-
-No es lo mismo-. Él dijo. Hubo una pausa.- No se siente bien no tenerte aquí en Crossfire.
Estaba agradecida que no me pudiera ver sonreír. Había un inconfundible rastro de perplejidad en su voz. No debería hacer una diferencia para él que ya yo no estuviera trabajando pisos más abajo que su oficina, donde no pudiera verme. Pero lo hacía.
-¿Qué estás vistiendo?- Pregunté.
-Ropa-
- Duh. ¿Un traje de tres piezas?-
- ¿Hay algún otro tipo?
No, para él, no había. - ¿Qué color?-
-Negro. ¿Por qué?-
- Me pongo caliente pensando en él- lo que era verdad, pero no era el porqué estaba preguntando. - ¿Qué color de corbata?-
-Blanca-
-¿Camisa?
- También blanca-
Cerrando mis ojos, lo imaginé. Recuerdo esa combinación. - A rayas-
Él iría con un traje a rayas para tener un look de negocios con esa combinación de corbata y camisa.
- Sí. Eva...- bajó su voz- No tengo idea porqué esta conversación me está poniendo duro, pero lo está.-
- Porque sabes que estoy viendo en mi cabeza. Todo oscuro y peligroso y caliente como el infierno. Tú sabes cuánto me enciende mirarte, incluso si solo es en mi memoria.-
- Encuéntrame aquí. Más temprano. Ven ahora.-
Me reí. - Las cosas buenas vienen a aquellos quienes esperan, Señor Cross. Estaría acortándolo de esa manera.-
- Eva...-
- Te amo- colgué y me enfrenté en el espejo. Con la imagen fresca de Gideon en mi mente, encontré al dormido alboroto mirándome de vuelta totalmente insuficiente. Había cambiado mi look cuando pensé que Gideon me había dejado por Corinne. Había apodado el resultado como "Nueva Eva". Desde ese entonces, mi pelo había crecido más que mi normal largo a los hombres y mis mechas se habían desvanecido con él.
- ¿Estás decente?- Cary llamó desde el dormitorio.
- Sí - lo enfrenté cuando entró al baño con mi café en mano. - Cambio de plan.-
- ¿Oh? - Se apoyó en el mostrador y cruzó sus brazos.
-Voy a saltar a la ducha. Tú me vas a encontrar un salón de cabello fabuloso que me pueda agregar en al menos treinta minutos desde ahora-
-Esta bien.-
-Luego iré a almorzar y tú harás una llamadas por mi. En agradecimiento, te llevaré a cenar esta noche. Tú eliges el lugar.-
-Conozco esa mirada que tienes- él dice - Estás en una misión-
-Estás en lo malditamente correcto- 

¿Qué les pareció?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Locas x los libros Copyright © 2016 New Syndrome Book con imagenes de | google